Vitaminas que protegen el cerebro y mejoran la memoria

Es casi imposible conseguir todas las vitaminas que tu cerebro necesita para estar en forma sin suplementos. Eso no es sólo porque no siempre es fácil tener una dieta variada y equilibrada. Pero también porque ciertos factores como el estrés y la medicación alimentaria o el consumo de azúcar, cafeína, tabaco y alcohol aumentan la necesidad de vitaminas del cuerpo.

Vitaminas y salud del cerebro

En los últimos años, los investigadores han conseguido comprender con mayor exactitud cuáles son las vitaminas que mejoran el funcionamiento cerebral y que van a tener mayor impacto en la salud. A continuación, os presentamos algunos beneficios que las vitaminas aportan a nuestro cerebro:

Vitamina E

Existe evidencia que sugiere que la vitamina E puede beneficiar a la memoria en las persona mayores.
Durante mucho tiempo se pensó que el componente de la Vitamina E llamado alfa tocoferol era el más importante, pero otro llamado gamma tocoferol es definitivamente el que tiene las propiedades neuroprotectoras,
Al consumir alimentos ricos en Vitamina E, como los espárragos, las almendras, los tomates, las nueces o el aceite de oliva, se ingieren cantidades tanto de alfa como de gamma tocoferol.

Independientemente de la edad es importante tomar la cantidad apropiada de vitamina E. El déficit de esta vitamina no es habitual, pero puede ocurrir en personas con una dieta baja en grasas.

Leer más sobre bajar de peso

Vitamina B9

vitaminas para la salud del cerebro

La vitamina B9 tiene un papel importante en la formación de dopamina, epinefrina (adrenalina), y serotonina, neurotransmisores del cerebro. De hecho, cada vitamina B juega un papel determinante la preservación las funciones cerebrales y la agudeza mental.

Empezando por el ácido fólico (vitamina B9), que es esencial en el desarrollo prematuro de la del cerebro, estas vitaminas ayudan en muchos aspectos a nuestro cuerpo y nuestro cerebro.

Los niveles bajos de vitamina B9 están relacionados con niveles altos de homocisteína, un aminoácido que se produce en el cuerpo humano. Los niveles altos de homocisteína en la sangre pueden dañar el recubrimiento de las arterias y provocar que la sangre coagule con más facilidad de lo que debería. Esto aumenta el riesgo de que se obstruyan los vasos sanguíneos debido a la formación de un coágulo (trombo) en el interior del vaso.

Vitamina B12

La vitamina B12 tiene un gran número de roles en el cuerpo incluyendo la formación de mielina, una capa que recubre el axón de algunas neuronas. En general, una neurona con los axones recubiertos de mielina transmite los impulsos nerviosos unas cien veces más rápido que una neurona amielínica, produciendo una mayor eficacia en el funcionamiento del organismo.

La vitamina B12 se encuentra mayormente en carnes y pescados, y por tanto, las personas vegetarianas son más propensas a tener déficits. Este déficit puede causar pérdida de memoria, enlentecimiento mental o afectar negativamente al humor.

Vitamina C

vitaminas para mejorar el cerebro

La vitamina C es famosa por su importancia en la prevención del cáncer, los resfriados o las enferemedades cardiovasculares, pero sus beneficios en relación al cerebro y la mente no son tan conocidos.

Igual que la vitamina E, la vitamina C es uno de los antioxidantes más potentes. La combinación de estas vitaminas tiene un efecto preventivo en el desarrollo del Alzehimer y el Parkinson. Algunas fuentes de vitamina C son: la naranja, las fresas, el brócoli, las espinacas o el pomelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *